Un seguro de decesos o defunción facilita la gestión asociada al fallecimiento de una persona. Es, sin duda, un gran aliado en esos momentos delicados en los que ocuparnos de papeleos y trámites se nos hace más complicado. 
Si los Reyes Magos de Oriente hubieran tenido la oportunidad de contratar un seguro, es bien posible que hubieran optado por alguno de estos: