Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

BLOG SEGUROS ADESLAS

Cibercondría

Cibercondría: Los enfermos imaginarios por exceso de información.

El fácil acceso a la información sobre salud en la red, está ayudando, sin duda, a innumerables personas a tomar decisiones documentadas sobre sus hábitos de vida o los tratamientos más idóneos para sus enfermedades. Sin embargo, para quienes sean hipocondriacos esta circunstancia puede ser muy

peligrosa.

Seguro que a usted también le ha sucedido, ante un síntoma o diagnostico fuera de lo común, ha recurrido a un buscador de internet para conocer las causas o tratamientos. Y es que el 2% de todas las búsquedas en internet son ya consultas médicas. Estamos en la era de la excesiva información sin tamiz. La mejor literatura biomédica está disponible en internet, pero convive con contenidos que responden a intereses y propósitos diversos, con una gran variedad de medias verdades y falsedades, y con un exceso de recomendaciones, tanto acertadas como erróneas y, a menudo, contradictorias.

Las características principales de la hipocondría son la excesiva preocupación, el miedo intenso y la convicción de padecer una enfermedad grave a partir de una interpretación personal de una sensación corporal o un signo que aparece en el cuerpo. Como en la red existe tanta información sobre síntomas, internet se convierte en el mejor aliado para potenciar la hipocondría, ya que la persona está ansiosa por conocer más acerca de sus enfermedades reales e imaginarias, busca sus síntomas en internet y se auto diagnostica o auto medica según la información obtenida en webs, de a veces, discutible proveniencia. Esto es lo que se conoce como cibercondría, una nueva patología que, al igual que la hipocondría genera un gasto sanitario extra.

Hoy en día, las personas tienen más criterio para elegir un profesional o formarse una opinión sobre un hospital, pero también pueden ser muy confundidas por artículos de opinión que no son rigurosos.

Fuente: GHQ

Categorías

Prensa
Médicos
Mascotas
Hogar
Dentistas
Decesos